La BGV es una terapia que utiliza la Hipnosis y la Reprogramación Subliminal para modificar y corregir los hábitos nocivos de la alimentación, hacer desaparecer la voracidad, registrar la saciedad y poder de esa manera perder peso de manera natural, no con privaciones forzadas, evitando los rebotes que inexorablemente acompañan al final de cada dieta

Un método que ataca el problema desde su origen La Banda Gástrica Virtual persigue el mismo objetivo que la cirugía reductora de estómago, esto se consigue mediante sugestiones hipnóticas que condicionan la capacidad del estómago, convenciéndole mentalmente de que éste es más pequeño

Qué es la Banda Gástrica Virtual

Es la utilización práctica de los recursos que facilita la Hipnosis y la Reprogramación Subliminal. Se coloca a los pacientes en una sesión, en una relajación hipnótica cómoda y profunda y se implanta en su inconsciente la sugestión de que el estómago ha sido reducido. Antes de eso se explican los fundamentos de los cambios de conducta que deberán hacer y que les permitirán, sin esfuerzo, alcanzar la saciedad, esa desconocida posibilidad, para los gordos, de sentirse satisfechos aunque aún quede comida. Además se les entregan dos grabaciones para que escuchen diariamente: una al dormir y otra durante el día. En esas grabaciones que son de Re-Hipnosis, se actualizan y refuerzan las instrucciones y sugestiones que se graban como nuevas consignas en el hemisferio cerebral derecho, en reemplazo de las implantadas desde la niñez. Cuando los kilos a bajar son pocos (menos de 15 o 20) muchas veces es posible perderlos sin apelar a una dieta: simplemente eligiendo bien qué es lo que se come. Pero en todos los casos el tratamiento de BGV es complementario a cualquier dieta que un profesional le administre: le permitirá cumplirla sin esfuerzo, no acumular odio o deseos de revancha y no tener rebote al finalizarla.

UN ENFOQUE PSICOLÓGICO DEL PROBLEMA DE LA OBESIDA

Es posible que no haya tenido nunca problemas por exceso de peso, pero es improbable que entre sus familiares y amigos no existan personas que sufran de obesidad o que vivan en una eterna lucha contra la balanza, bajando y subiendo de peso, con el sufrimiento y deterioro de la salud y la autoestima a la que conducen esas conductas. Ahora, la psicología, la hipnosis y la reprogramación subliminal le acercan a un nuevo tratamiento para sostener en el tiempo los resultados obtenidos, no a partir de dietas mágicas, sino de cambios estructurales de conducta