Como regla general, los programas de televisión y las películas no saben de lo que hablan.

Pregúntale a cualquier persona la diferencia entre un psiquiatra y un psicólogo, y es probable que no te sepa decir, ya que la gente se basa en los programas de televisión sobre médicos, y la mayor parte de lo que ven ahí es incorrecto. Si tú tampoco estás seguro de la diferencia, no te sientas mal: «como regla general, los medios lo arruinan por completo», dice Michelle Newman, profesora de psicología en la Universidad Estatal de Pensilvania. «Todos los programas de televisión o películas que he visto sugieren que si quieres terapia debes acudir a un psiquiatra», dice Newman. Y eso no es cierto.

¿Cuál es la diferencia entre un psiquiatra y un psicólogo?

Un psiquiatra es un doctor en medicina que puede recetar medicamentos. «Los psiquiatras asisten a una escuela de medicina durante cuatro años después de obtener un título universitario, y su formación abarca todas las ramas de la medicina», dice Katherine Brownlowe, psiquiatra en el Wexner Medical Center de la Universidad Estatal de Ohio. «Después de graduarse de la escuela de medicina, asisten a un programa de residencia específicamente en psiquiatría, en el que aprenden la práctica de evaluar las enfermedades mentales, así como los tratamientos médicos que se requieren para los problemas de salud mental».

Un psicólogo, por otro lado, es alguien que tiene un doctorado o un título en psicología clínica, dependiendo si su especialidad es investigación o práctica clínica, respectivamente. «Un psicólogo está entrenado para ofrecer psicoterapia basada en la evidencia y realizar evaluaciones psicológicas», dice Newman. Este entrenamiento típico abarca diez años y se centra únicamente en la identificación y el tratamiento de trastornos de salud mental utilizando otros medios que no necesiten medicamentos (es decir, terapia de conversación).

Es común que las personas confundan la diferencia entre un psiquiatra y un psicólogo. Pero la realidad es más confusa que eso. Por ejemplo, hay situaciones en las que un psicólogo puede recetar medicamentos, dice Gerard Sanacora, profesor de psiquiatría en la Facultad de Medicina de Yale. «También hay muchos psiquiatras que se especializan principalmente en psicoterapia y regularmente no recetan medicamentos», agrega.

Si le preguntas la diferencia a un psicólogo o a un psiquiatra, seguramente escucharás un poco de orgullo profesional mezclado con algunos comentarios. «Es más difícil que te admitan para hacer un doctorado en psicología clínica que entrar a la escuela de medicina», dice Newman (psicólogo).

Mientras tanto, Michelle Riba, psiquiatra y profesora clínica de la Universidad de Michigan, señala que tanto los psicólogos como los psiquiatras están capacitados para proporcionar psicoterapia. Pero mientras los psicólogos se enfocan en el comportamiento, «los psiquiatras se enfocan en la persona completa, teniendo en cuenta la biología, la neuroquímica, la historia psicosocial y otros problemas y tratamientos médicos que el paciente podría estar padeciendo».

¿Cuándo deberías ver a un psiquiatra en lugar de a un psicólogo?

Entonces, ¿con quién debería ir? «Si sabes que quieres o necesitas medicamentos, debes consultar a un psiquiatra», dice Newman. «Si estás interesado en la psicoterapia, es mejor ir con un psicólogo». También dice que la psicoterapia «requiere motivación para cambiar y una voluntad de trabajar duro en los problemas». La medicación, por otro lado, requiere poco esfuerzo, pero también está cargada de efectos secundarios. «Además, si dejas de tomar el medicamento, los problemas regresan», agrega Newman, «mientras que la psicoterapia está hecha para enseñarle a las personas las habilidades que pueden seguir usando después de que el tratamiento haya terminado».

Cuando le preguntamos en qué condiciones se justifica ir con un psiquiatra en comparación con un psicólogo, nos dijo que los problemas de salud mental graves como la bipolaridad, la psicosis o la esquizofrenia requieren medicamentos como parte del tratamiento. Por otro lado, la depresión y la ansiedad son dos condiciones que muchas veces no requieren medicamentos, y para las cuales la psicoterapia puede ser más beneficiosa.

Sin embargo, Sanacora señala que la mayoría de las enfermedades de salud mental se consideran «diagnósticos de exclusión», lo que significa que no hay una prueba segura que pueda determinar si los síntomas de una persona son 100 por ciento un trastorno de salud mental específico. «Muchos de los mismos síntomas que vemos con la depresión podrían ser causados por hipotiroidismo, algunos cánceres, procesos infecciosos u otros trastornos neurológicos», dice. Alguien que está entrenado para identificar y diferenciar entre estos factores subyacentes (un psiquiatra, por ejemplo, pero también un médico general) puede ser una mejor una mejor opción cuando estás tratando de encontrar la causa de un problema, dice.

Brownlowe está de acuerdo. «Cuando un paciente tiene un historial médico complicado, problemas neurológicos, o está gravemente enfermo y posiblemente necesite tratamiento intensivo, un psiquiatra será la mejor opción para empezar», dice. Los psicólogos, por otro lado, suelen tener más experiencia en evaluar y tratar enfermedades que son estrictamente mentales o psicológicas, dice. «Los psicólogos también ofrecen tratamiento en pareja, en familia y en grupo, en el cual los psiquiatras no se especializan», agrega.

Para resumir todo esto, un psiquiatra es un doctor en medicina que puede recetar medicamentos y que tiene una amplia formación médica. Un psicólogo se enfoca más en el diagnóstico de trastornos de salud mental y en su tratamiento con terapias que no necesiten medicamento. Si aún no estás seguro de cuál es el indicado para ti, busca un lugar que tenga ambos. «Los psiquiatras y psicólogos suelen trabajar en conjunto, y también pueden ponerse de acuerdo entre sí para incluir diferentes métodos de tratamiento para un paciente en particular», dice Brownlowe. En otras palabras, con cualquiera que decidas ir, probablemente es el adecuado.